Publicado el

Dia Mundial del Reciclaje


Día Mundial del Reciclaje el próximo 18 de marzo

El Día Mundial del Reciclaje es una buena fecha para reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos los seres humanos en el cuidado del medio ambiente y del planeta en el que vivimos.

Día mundial del reciclaje

¿Cuántas veces se nos ha estropeado algo y lo hemos tirado directamente a la basura? ¿Cuántos usos le damos a nuestros objetos de consumo?

Reducir, reutilizar y reciclar más y mejor

El día 18 de marzo se celebra el Día Mundial del Reciclaje con el objetivo de concienciar a la población acerca de esta necesidad cada vez más urgente y vital en nuestra sociedad. La importancia de luchar contra el cambio climático y cuidar del medio ambiente reduciendo nuestros residuos nunca había sido tan clara.

Reducir, reutilizar y reciclar son los hábitos que deberíamos adoptar como realidades indiscutibles  (principalmente al vidrio, el papel, el plástico y el metal, que son los que más se reciclan). Dichos procesos no deberían ser puntuales, sino que desarrollarlos diariamente sería lo propio. A la vez que ahorramos, también contribuimos a disminuir el volumen de residuos, a preservar los espacios naturales, a reducir la contaminación y ahorrar energía.

Tipos de reciclaje

Entendemos por reciclaje el proceso por el cual un producto ya utilizado, en principio destinado
al deshecho, es procesado para que pueda ser reutilizado, disminuyendo así el impacto medioambiental de nuestros hábitos de consumo. El vidrio, el papel y el metal son, por el momento, los materiales que más habitualmente se reciclan.

Parece haber una profunda costumbre en nuestra cultura de tirar cosas que se pueden reutilizar. La madre naturaleza no tira cosas. Los árboles muertes, pájaros, escarabajos y elefantes son reciclados rápidamente por el sistema”
William Booth.

El “Día Mundial del Reciclaje” es un día pensado para que todos los seres humanos tomemos consciencia de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para no contribuir al cambio climático, y así proteger el medio ambiente. Aquí tienes la web del World Recycling Day si quieres informarte de todo lo que tiene que ver con esta iniciativa.

Aunque reciclar es un acto importante, lo es aún más el convertirnos en consumidor@s responsables. Concienciarse de no consumir más de lo necesario, evitará la acumulación innecesaria de bienes y el proceso del reciclaje.  Un consumo responsable ayudará a nuestro ahorro y al del medio ambiente. Además de reducir nuestras compras, también es importante comprar en menor medida envases que no sean reciclables.

Consejos para mejorar nuestra forma de reciclar

Así que aquí van algunos consejos para mejorar nuestro reciclaje quizás alguno de ellos te sorprendan y te aporten una nueva forma de reciclar:

  1. Si no tienes una bolsa reutilizable para cargar la compra, el 18 de marzo sería un buen día para que te hicieras con una. Además de que ahora te cobran las bolsas (animando al consumidor a que no las compre) es inimaginable la cantidad de plástico que seguimos generando. La forma más efectiva de asegurarte de que el plástico que consumes no acabará contaminando el planeta, es no consumir directamente, especialmente si te lo puedes ahorrar. En última instancia, si acabas comprando bolsas, intenta re-aprovecharlas después.
  2. Separa cuidadosamente los distintos materiales de los envases. A veces plástico y cartón vienen de la mano en algunos productos, lo que te obliga a tener que separarlos. Puede ser un poco engorroso tener que hacer este ejercicio pero simplemente es cuestión de integrarlo como algo natural cuando tiramos algo.
  3. Asegúrate de vaciar bien los envases antes de tirarlos y si puede aplástalos también para que ocupen menos espacio. Cabrán más residuos en el contenedor y se reducirá el gasto de transporte, ya habrás minimizado parte del proceso casi sin darte cuenta. Si esto lo hiciéramos todos seguro que el cambio sería substancial.
  4. Acuérdate de tirar la bolsa de plástico o de papel que te sirve para transportar los desechos de botellas, envases, cartón, etc. hasta su contenedor situado en la calle, deberá tirarla después de su uso, al contenedor específico que le corresponda.
  5. Intenta no mezclar los residuos, el gastos que supone tener que re-clasificar estos residuos es un handicap importante en el proceso de reciclaje. Sería genial un sistema que automáticamente clasificara todos estos residuos pero desgraciadamente el proceso es complejo y en muchos casos debe hacerse, en parte, de forma manual. Así que recuerda: es importante poner las cosas en el contenedor que toca.
  6. Por último, intentar consumir de forma responsable en la medida de lo posible, productos naturales, o hechos con materiales reciclados, o que sean biodegradables para que no tengan impacto en la medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *